Saltar al contenido

Diprospan: ¿Qué es y para qué sirve?

Diprospan: ¿Qué es y para qué sirve?

Diprospan es un medicamento compuesto con betametasona que sirve a gran cantidad de afecciones susceptibles a los corticosteroides.

Diprospan es una solución inyectable que tiene propiedades antiinflamatorias, antialérgicas, antirreumáticos e inmunosupresor.

A Diprospan también se le conoce como Diprospan Hypak, es básicamente el mismo producto.

¿Qué cura Diprospan?

Este fármaco ayuda a tratar lo siguiente:

Artritis reumatoide.

Facitis. Rinitis alérgica. Ciática. Lumbago.

Dermatitis atópica.

Asma bronquial crónica. Espondilitis anquilosante. Osteoartritis.

Bursitis.

Dermatitis por contacto.

Bronquitis alérgica. Urticaria. Alopecia areata.

Psoriasis.

Lupus eritematoso sistémico.

paliativo de leucemias. Dermatomiositis. Nefritis.

Escleroderma.

Osteoartritis. Acné quístico. Insuficiencia corticosuprarrenal. Colitis ulcerativa.

Padecimientos oftálmicos

Presentaciones y precio de Diprospan

Se puede encontrar Diprospan en presentaciones de 1, 2 y 5 ml con concentración de 7 mg de betametasona, que se divide en 5 mg de dipropionato de betametasona y 2 mg de fosfato sódico de betametasona.

Su precio ronda entre los 300 y 1,200 MX y puedes ser comprado en las principales farmacias del país, como Farmalisto, San Pablo, Prixz, Guadalajara o Del Ahorro.

¿Qué es Celestone?

Celestone es el nombre de otro medicamento compuesto con betametasona y que se presenta en el mercado en forma de solución inyectable y solución oral.

Celestone sirve para tratar los mismos padecimientos que Diprospan.

¿Cómo aplicar Diprospan?

La vía de administración puede ser intramuscular, intralesional o intraarticular.

La dosis debe ser particular según el padecimiento del paciente.

Administración sistémica (para todo el organismo): Administrar 1 a 2 ml y repetir según sea necesario. Para vía intramuscular debe ser en la zona glútea profundamente.

Administración local (una zona específica): Se debe mezclar en la jeringa con clorhidrato de procaína al 1 o 2 %, o con lidocaína, usando preparados que no contengan parabenos. La dosis general intrabursal es de 1 a 2 ml.

La administración local sirve para afecciones reumatoides.

Cuando no se nota mejoría después de un periodo razonable de tratamiento con Diprospan, se debe suspender el tratamiento.

Contraindicaciones de Diprospan

Este medicamento tiene las siguientes restricciones de uso:

  • Micosis sistémica.
  • Hipersensibilidad a corticosteroides.
  • No administrar vía intravenosa o subcutánea.
  • Precaución en pacientes con púrpura trombocitopénica idiopática.
  • No deben administrarse en articulaciones inestables.
  • No aplicar directamente en tendones.
  • Los pacientes de Diprospan no deben vacunarse contra la viruela.
  • Evitar exposición a varicela y sarampión.
  • Precaución en pacientes con herpes ocular simple.

Efectos secundarios

Este medicamento puede provocar uno o varios de las siguientes reacciones adversas:

Padecimientos músculo esqueléticas como debilidad, pérdida de masa muscular, fracturas vertebrales por compresión, ruptura de tendones o agravamiento de síntomas miasténicos en miastenia gravis.

Padecimientos gastrointestinales como pancreatitis, esofagitis ulcerativa, hipo o úlcera péptica con posible perforación.

Padecimientos neurológicos como vértigo, dolor de cabeza o convulsiones.

Padecimientos endócrinos como problemas de crecimiento en niños, falta de respuesta adrenocortical e hipofisiaria secundarias, manifestación de una diabetes mellitus latente, irregularidades menstruales o disminución de la tolerancia a los carbohidratos.

Padecimientos dermatológicos como incremento en la sudoración, eritema facial, urticaria, deterioro en la cicatrización de heridas, piel frágil y delgada y atrofia cutánea.

Otros como retención de liquidos, insuficiencia cardiaca congestiva en pacientes susceptibles, aumento de la tensión arterial o pérdida de potasio.